Seguro que has visto a muchas personas a las que se les llama `coach´ o que dicen que hacen coaching y, además, habrás visto que lo que hacen no se parece mucho entre unas y otras, como ese programa de la televisión en el que los "coach" les dan unas indicaciones a sus "apadrinados" y les dicen unas frases de ánimo.  Y siento decirte que eso no es coaching.

Después de aclarar de donde viene la palabra coaching, hoy vamos a aclarar en que consiste realmente el coaching.

Mi definición personal es:

El coaching es una metodología parcialmente sistematizada para analizar y abordar las dificultades que nos separan de nuestros sueños y para gestionar los cambios que nos acerquen a nuestras metas. En nuestro caso y por nuestra propia experiencia somos expertos en el campo de las Pymes y del deporte.

Vivimos en una sociedad que nos ha acostumbrado a vivir a toda velocidad, sin apenas tiempo para pensar que dirección llevamos, solo seguimos el camino que nos parece correcto, sin analizar o rebatir qué o quién ha nos ha dicho que ese era nuestro camino y por qué.

Está metodología te servirá para aclarar que te gustaría hacer, donde estás respecto a ese objetivo y que debes hacer para llegar hasta ahí. Te ayudará a observar, describir, analizar y actuar. No importa si quieres ser deportista profesional o montar una empresa de camisetas online. Indaga en tu situación actual, los elementos implicados y las relaciones existentes entre ellos, determinando las acciones que necesitas para superar los obstáculos y llegar a tu situación ideal.

La diferencia entre donde estabas ayer y donde estarás mañana es lo que hagas hoy.

El coaching se realiza principalmente mediante conversaciones en las que el coach trata principalmente de ayudar al "coachee" (así es como se llama el cliente en coaching) a encontrar los puntos ciegos de su situación, a confrontar temas que no se había planteado y a reflexionar sobre cuestiones que habías dejado "aparcadas" por las prisas del día a día.

Tomate un respiro de tu rutina y preguntate ¿Donde quiero estar dentro de un año? ¿Y de cinco? ¿Es ahí donde estaré si sigo haciendo lo que hago?

Tomate un respiro de tu rutina y preguntate ¿Donde quiero estar dentro de un año? ¿Y de cinco? ¿Es ahí donde estaré si sigo haciendo lo que hago?

Algunas cuestiones que conviene aclarar sobre el coaching:

     ¿Para quién?

Para personas que queréis mejorar en vuestra vida, negocio u organización.

Es imprescindible que para adentrarte en este proceso estés abierto a trabajar, confrontar y modificar hábitos y patrones arraigados que te están separando de tu meta.

     ¿Para qué?

Para dejar de pensar en lo que podrías ser y poner todo tu esfuerzo en hacerlo posible. Para que descubras que ya tienes (casi) todo lo que necesitas para lograr tus metas, solo necesitas orientar tus acciones en su dirección y acercarte poco a poco hacia ellas.

     ¿Cómo?

Lo más importante es saber que el proceso es confidencial, individual y totalmente personalizado a tus necesidades.

Debes mantener una mente abierta y la actitud de creer que si la meta es realista y pones tu máximo esfuerzo en ello lo puedes conseguir. Con todo esto solo necesitarás tu compromiso para superar la adversidad y la autocomplacencia.

Prepárate para buscar dentro de tí, conocer que se te da bien y que te gusta, que te hace sobresaliente y que hace que destaques ante los ojos de los demás.

El ritmo, la dirección y la forma los marca el cliente. El coach es su facilitador y un compañero en este viaje

     ¿Por qué?

Porque hoy en día todo parece urgente y todos nos dicen lo que tenemos que hacer: “compra una casa” “invierte aquí”, “esto me funciono a mí, prueba y verás cuantos clientes haces”, "no puedes vivir del baloncesto, eso es solo para unos pocos” y así un largo etc. Pero ¿quién te ha preguntado qué quieres hacer? ¿Cómo quieres vivir? A veces, ni si quiera nosotros nos lo preguntamos, aceptamos lo que nos dicen y por miedo a salirnos de las normas o a fracasar, e incluso peor, a tener la razón y vivir como los demás te ahn dicho no se puede, no nos tomamos el tiempo para resolver estas cuestiones que nos permitirían vivir como nos gustaría, a vivir de acuerdo a nuestros valores y nuestros sueños.

Tu mismo puedes iniciar por tu cuenta un proceso de auto-coaching. Existen muchos libros en los que te explican las bases y la metodología del coaching para que puedas conseguir tus objetivos. Solo y cuando cumplas con los requisitos arriba mencionados para participar en un proceso y por tí mismo no puedas lograr tus objetivos (por miedo, no tener claro lo que se busca, etc.) y, a la vez, estos sean suficientemente importantes para ti como no dejarlos marchar, es cuando te convendría buscar la ayuda de un coach profesional, preferentemente que este avalado por alguna de las grandes asociaciones del coaching (según el campo que estés buscando existen varias asociaciones como AECOP  en coaching ejecutivo, AEPCODE en coaching deportivo, e ICF y ASESCO para coaching más general).

En otros posts indagaremos más sobre la metodología específica del coaching. Por ahora si tienes cualquier duda sobre las diferentes asociaciones o cómo buscar un coach que se amolde a tus necesidades estaré encantado de responder tus comentarios.

Muchas gracias por haber leído hasta aquí.

No hay comentarios

Agregar comentario